La Paz. El gobierno de Bolivia informó hoy que la nueva "Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y el Control de Cultivos Excedentarios 2016-2020" requerirá una inversión de 492 millones de dólares.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, señaló que desde que Bolivia nacionalizó la lucha antidroga, para dejar de depender de Estados Unidos, ha hecho esfuerzos "sin precedentes" para invertir recursos propios, con importantes resultados.

Según Cáceres, está confirmado el fracaso de la lucha contra el narcotráfico desde un punto de vista represivo, pero sobre todo las medidas implementadas desde Estados Unidos por intereses netamente geopolíticos.

En contacto con un medio local en La Paz, el viceministro agregó que Bolivia ha demostrado que su política de lucha contra el narcotráfico, regionalizada y nacionalizada, ha tenido una aceptación en todo el mundo.

Para este plan, el gobierno, a través del Tesoro General de la Nación (TGN), tendrá que asignar anualmente al menos 45 millones dólares, para interdicción y reducción excedentarios de cultivos de coca.

Del total, el 64 por ciento corresponde al TGN y el 36 por ciento restante a la cooperación externa en el marco de la responsabilidad compartida.

A juicio de Cáceres, la nacionalización de la lucha antidroga significa un esfuerzo económico considerable.

El viceministro recordó que la estrategia 2011-2015 requirió 385 millones de dólares, que fueron financiados en su mayoría por el TGN, y con el apoyo de la Unión Europea (UE) y países amigos como Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá y otros.

El funcionario justificó que el presupuesto para el periodo 2016-2020 se incrementará ante la necesidad de modernizar y fortalecer a la fuerza antinarcóticos del país.

"En el marco de la responsabilidad compartida, nuestro gobierno gestiona, vía cancillería, recursos financieros de los gobiernos del mundo para la ejecución de proyectos de fortalecimiento institucional, equipamiento, infraestructura y mejora tecnológica", afirmó.

Cáceres dijo que la modernización y fortalecimiento de las fuerzas encargadas de la lucha antidroga, obliga al gobierno a incrementar el presupuesto para cubrir costos de adquisición, mantenimiento, seguros y funcionamiento de los nuevos helicópteros "Jatun Puma".

El viceministro ratificó que la administración de Evo Morales garantiza recursos para atender los requerimientos de forma oportuna y eficiente.