Washington. Las autoridades de Estados Unidos decretaron el estado de emergencia y se han cancelado centenares de vuelos ante el temporal, con nevadas de hasta 50 centímetros, que se espera afecte hoy y mañana a varios estados del este del país.

Las mayores nevadas están previstas en los estados de Nueva York y Massachusetts, donde las autoridades han elevado la alerta por tormenta entre las 23:00 GMT de este domingo y las 23:00 GMT de mañana.

El Servicio Meteorológico Nacional ha señalado que las condiciones para los viajes serán "extremadamente peligrosas" debido a la nieve y a los vientos de hasta 70 kilómetros por hora que se esperan.

Además, ha anunciado que es posible que se produzcan "cortes de electricidad debido a la intensidad de la tormenta en la noche del domingo, ya que los fuertes vientos y el peso de la nieve pueden tumbar algunas líneas".

La tormenta se dirige en la actualidad hacia el noroeste, y hoy domingo los estados de Maryland y Virginia han declarado el estado de emergencia.

En la capital de EE.UU., Washington DC, más de 200 camiones con sal y vehículos quitanieves han salido a las carreteras para hacer frente a los cerca de 20 centímetros de nieve que se han pronosticado caerán hoy.

En Boston y Nueva York se esperan las mayores nevadas, que podrían alcanzar hasta 50 centímetros durante el lunes.

Continental Airlines ha anunciado ya la cancelación de 250 vuelos previstos para este domingo desde el aeropuerto internacional de Newark, en Nueva Jersey.

Por su parte, American Airlines ha informado que las suspensiones afectarán principalmente a los vuelos programados para la tarde del domingo en los aeropuertos de Washington DC, Baltimore y Filadelfia, y que espera retomar las operaciones en el lunes, una vez que la tormenta haya seguido su curso hacia el norte.

Ayer Delta Airlines señaló que había cancelado 500 vuelos debido a la tormenta de nieve que comenzó el día de Navidad en los estados del sureste de EE.UU. como Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Según los meteorólogos, la tormenta es el resultado de un sistema de bajas presiones que se intensificará en la mañana de hoy a medida que ascienda en dirección noreste, donde impactará con toda su fuerza durante el día del lunes.