Amán. Manifestantes sirios cantaron el jueves "adiós Gaddafi, ahora le toca a Bashar", pero el gobierno del presidente Bashar al-Assad ha mostrado pocos signos de agrietamiento tras meses de protestas y sus fuerzas atacaron nuevamente el jueves una región tribal del este del país.

El cántico, inspirado en el aparente colapso del régimen de Muammar Gaddafi en Libia, fue grabado por los residentes en Duma, un suburbio de Damasco tras las oraciones del miércoles.

Sin embargo, en el este de Siria, tanques y vehículos blindados entraron a Shuhail, una ciudad al sureste de la capital de la provincia de Deir al-Zor, donde las protestas contra Assad han tenido lugar todos los días desde el inicio del mes de ayuno del Ramadán, dijeron manifestantes.

"Los informes iniciales de los residentes describen a decenas de tanques disparando al azar, tras tomar por asalto la ciudad al amanecer. Shuhail ha sido muy activa en las protestas y el régimen está utilizando una fuerza abrumadora para asustar a la gente", dijo un activista local.

Desde que el Ramadán comenzó el 1 de agosto, los tanques han entrado en las ciudades de Hama, escenario de una masacre en 1982 por parte de los militares, Deir al-Zor y Latakia, en la costa mediterránea, tratando de terminar con la disidencia después de meses de protestas callejeras.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo activista con sede en Gran Bretaña, dijo que 11 civiles habían sido asesinados el miércoles en Siria, siete de ellos en la provincia de Homs.

La agencia estatal de noticias SANA dijo que "grupos armados terroristas" mataron a ocho soldados cuando emboscaron a dos vehículos militares cerca de las ciudades de Rastan y Telbiseh.

Siria ha expulsado a la mayoría de los periodistas de medios independientes, por lo que es difícil verificar en terreno las cifras que reportan autoridades y activistas.

El destacado dibujante sirio Assad Ali Ferzat, un firme opositor al régimen de Assad, fue golpeado en Damasco por hombres armados y luego abandonado en la calle, dijo un grupo activista de oposición.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que Ferzat fue llevado al hospital con contusiones en la cara y las manos.

Ferzat, cuyas caricaturas se burlan a menudo de la represión y la injusticia en el mundo árabe, ha criticado los embates contra las protestas de Assad.

El dibujante dijo a la cadena de televisión Al Arabiya hace tres semanas que "por primera vez hay una revolución auténtica y libre en Siria".