Joplin, EE.UU. Más de 200 personas permanecen desaparecidas luego de un poderoso tornado azotó esta semana al pueblo de Joplin, Misuri, mientras líderes locales luchan por levantar nuevamente al devastado poblado.

Existe una frustración cada vez mayor en Joplin, debido a que cuatro días después del tornado algunas familias aún no pueden descifrar qué ocurrió con sus seres queridos ni han logrado acceder a las morgues para identificar a las víctimas.

Equipos de búsqueda con perros rastreadores aún buscaban a las víctimas en los kilómetros de escombros dejado por el tornado que devastó la ciudad el domingo, pero la esperanza de hallar sobrevivientes está desapareciendo.

La cifra oficial de muertos dejados por el tornado llegaba a 126 personas el jueves, con más de 900 heridos, dijeron funcionarios. Una serie de tornados provocaron la muerte de otras 16 personas entre tres estados en la noche del martes.

Andrea Spillars, vicedirectora del Departamento de Seguridad Pública de Misuri, dijo en una conferencia de prensa que 232 personas aún están desaparecidas en Joplin.

"Mantendremos una atención incesante en la búsqueda, rescate e identificación de aquellas 232 personas, y no descansaremos hasta que cada uno sea hallado, y que esa cifra sea cero", dijo el gobernador Jay Nixon, un republicano.

La ciudad de 50.000 personas han resultado traumatizadas pro el tornado y los funcionarios aún están luchando para que los servicios de la ciudad vuelvan a la normalidad. El tráfico en la ciudad ha estado detenido por momentos, mientras los residentes comparten las calles con voluntarios, medios de prensa y personal de emergencia que intentan desplazarse.

Una de las personas desaparecidas fue confirmada muerta el jueves. Skyular Logsdon, un bebé de 16 meses que fue arrancado de los brazos de su madre durante el tornado, fue identificado por una tía abuela que lo conocía bien, dijo el padre del menor a Reuters.