Equipos de salvamento rescataron el jueves a más de 200 personas desde el mar frente a las costas de Papúa Nueva Guinea luego del hundimiento de un ferry que dejó más de 100 desaparecidos y muchos posibles muertos, informaron las autoridades australianas.

"Esta es obviamente una gran tragedia (...) 350 personas a bordo de un barco que se hundió", dijo la primera ministra australiana, Julia Gillard, a periodistas en Melbourne.

"Es probable que aquí se haya producido una pérdida muy elevada de vidas", agregó.

La Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA, por su sigla en inglés) dijo que 219 personas fueron rescatadas luego de que ocho buques y tres helicópteros fueron desviados al luegar donde el MV Rabaul Queen se hundió el jueves temprano.

La portavoz de la AMSA Carly Lusk dijo sin embargo que una mayor pérdida de vidas pudo haber sido evitada debido a que las condiciones del mar eran buenas, con un viento de 10 nudos (18 kilómetros por hora) y un oleaje suave.

Ella dijo que los propietarios del ferry habían informado que habían 350 personas a bordo del buque costero de 47 metros (155 pies).