Tokio, Andina. Más del 90% de las víctimas del terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo, ocurrido en la costa noreste de Japón, murieron ahogadas y más del 65% tenían 60 años o más, informaron este martes las autoridades.

Según consigna la agencia Dpa, citando a la Agencia Nacional de Policía, de los 13.135 muertos en las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima, 12.143 fallecieron ahogados, determinaron las autopsias respectivas.

La agencia dijo que 578 víctimas, el 4,4%, perdieron la vida por aplastamiento o como resultado de las heridas, mientras que otras 148 fue por quemaduras.

En tanto, en 266 víctimas no se pudo determinar la causa de su muerte.

La policía aseguró que gran parte de las muertes fueron causadas por el tsunami.

Estas cifras contrastan con el terremoto de Kobe de 1995, en el que la mayoría de las víctimas perdió la vida al derrumbarse los edificios.

La cifra oficial de muertes por el terremoto y el tsunami hasta este martes es de 13.895 personas y el número de desaparecidos se sitúa en 13.864.