Dallas. La mayoría de los estadounidenses están a favor de permitir que los hombres y mujeres abiertamente homosexuales sirvan en el Ejército, según mostró una encuesta del Centro de Investigación Pew difundida este lunes.

Las conclusiones del sondeo son las últimas que indican el apoyo para que se levante la política vigente desde hace 17 años "no preguntes, no digas", que prohíbe que los homosexuales declarados sirvan en el Ejército, y se dan a conocer un día antes de un reporte del Pentágono sobre el tema.

En la encuesta, un 58% de los consultados se mostró a favor de permitir que los homosexuales sirvan en el Ejército, mientras que un 27% se opuso y el resto no dio a conocer su opinión.

El sondeo nacional a 1.255 adultos fue realizado del 4 al 7 de noviembre.

"Estas opiniones han cambiado poco en los últimos años. Desde el 2005 -incluyendo tres mediciones este año- cerca de un 60% se ha expresado sistemáticamente a favor de permitir que los homosexuales declarados sirvan en el Ejército", informó el centro Pew.

El Pentágono dará a conocer elste martes su estudio sobre el impacto potencial de levantar la política "no preguntes, no digas". El informe incluye una medición de posiciones de 400.000 miembros del Ejército estadounidense.