Washington. Un 58% de los estadounidenses piensa que las plantas de energía atómica del país son seguras, mientras el público sigue dividido sobre la necesidad de más centrales luego de la crisis nuclear en Japón, según un estudio de Gallup divulgado este lunes.

El sondeo realizado del 25 al 27 de marzo entre 1.027 adultos estadounidenses mostró que la confianza pública en la seguridad nuclear permanece relativamente sin cambios desde el 2009, cuando otra encuesta Gallup dijo que un 56% de los estadounidenses creían que las plantas de Estados Unidos eran seguras.

En la nueva encuesta, un 58% dijo que las plantas nucleares estadounidenses eran seguras, un 36% que no eran seguras y un 6% dijo no tener opinión.

El sondeo mostró sin embargo un leve aumento entre aquellos que piensan que la energía atómica es demasiado peligrosa para justificar la construcción de nuevas plantas.

Un 48% de los encuestados dijo que los peligros eran demasiado grandes, comparado con un 46% que son necesarias más plantas nucleares.

Una encuesta realizada por Gallup a inicios del 2001 mostró que un 49% de los estadounidenses estaba a favor de la expansión nuclear y un 46% en contra.

El presidente Barack Obama pidió el 17 de marzo una revisión completa de las instalaciones de energía nuclear estadounidenses, manteniendo su apoyo a la energía nuclear mientras busca sacar conclusiones de la crisis de la planta japonesa de Fukushima, afectada por un terremoto y un tsunami.

Alrededor de un 20% de la electricidad de Estados Unidos es generada en plantas nucleares.