Copiapó. “Contento y muy bien de salud” se encuentran los 33 mineros que desde hace más de dos meses se encuentran atrapados 700 metros bajo tierra en una desértica zona minera de Chile, según dijo este sábado Jean Romgnoli, uno de los médicos a cargo del operativo de rescate.

Esta mañana, la máquina perforadora T-130 llegó hasta el refugio donde se encuentran los mineros, operación clave en el rescate final que está a sólo horas de comenzar.

"Están muy bien, muy contentos. Y sobre todo muy animosos", dijo el médico sobre el estado de los mineros, luego que conocieran el gran avance de la T-130.

“Ellos se encuentran súper bien de estado físico y muy bien de ánimo, que eso siempre ayuda", dijo Romgnoli, añadiendo que "calculo que su salida será a partir del martes, pero hay que esperar a las decisiones que se tomen hoy ".

"Hoy día comieron al almuerzo una dieta normal. Esta noche comerán carne al jugo con arroz", contó Romagnoli.

El doctor también informó que unas horas antes de que sean izados los mineros por el ducto que hizo la T-130, "deberán hacer un ayuno".

"Esta tarde prevemos además la llegada de monitores que nos ayudarán a controlar su estado físico durante el proceso de salida", dijo el médico. Asimismo, aclaró que los mineros "no tomarán sedantes ya que tienen que estar plenamente conscientes".