Berlín. Las rebajas en las notas de crédito de la zona euro por la agencia Standard & Poor's (S&P) demuestran por qué Europa debe sellar rápido un pacto para endurecer sus reglas fiscales y elevar su fondo permanente de rescates lo más pronto posible, declaró este sábado la canciller alemana, Angela Merkel.

"Ahora tenemos el desafío de implementar el pacto fiscal incluso más rápidamente (...) y hacerlo en su totalidad, no tratando de suavizarlo", afirmó en una reunión con políticos conservadores en la ciudad norteña de Kiel.

"Nosotros también trabajaremos particularmente para implementar el Mecanismo de Estabilidad Financiera, el ESF, lo más pronto posible, esto es importante debido a la confianza del inversor", agregó.

Este viernes, S&P rebajó la calificación crediticia de nueve países de la zona euro, despojando a Francia y Austria de su preciada nota "AAA" pero no a Alemania, en una negra jornada para la aproblemada área de la moneda única.

La decisión de S&P no fue una sorpresa, dijo Merkel, agregando que "es una de las tres agencias de calificación (...) Lo hemos tomado en cuenta. No nos sorprendió por completo, dada la discusión de las últimas semanas".

En relación al actual fondo de rescates de Europa, el EFSF, Merkel manifestó que la rebaja en la nota crediticia no debería afectar su operación.

"Las tareas necesarias que el fondo debe realizar en los próximos meses, creo, pueden desarrollarse con los actuales métodos", estimó la canciller, especificando que "las tasas de interés por la aceptación de ciertos bonos ya se han elevado un poco de todos modos, el trabajo del EFSF no se verá afectado. No veo necesidad de hacer nada respecto al EFSF".