Monterrey. La Secretaría de la Defensa Nacional confirmó la muerte de Francisco Medina Mejía, El Quemado, el único de los cuatro orquestadores del ataque al Casino Royale que permanecía prófugo.

Los hechos ocurrieron este miércoles durante un reconocimiento del Ejército en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sobre la carretera hacia Piedras Negras, Coahuila, a la altura del kilómetro 15,8.

De acuerdo con un comunicado de la Sedena, los militares repelieron la agresión de presuntos delincuentes. En los hechos murieron cuatro personas.

Uno de los fallecidos fue identificado como El Quemado, quien era buscado por su presunta participación en el ataque incendiario contra el Casino Royale, ocurrido en esta capital el 25 de agosto del año pasado, en el cual perdieron la vida 52 personas.

El cuerpo de Medina Mejía presentaba cicatrices por quemaduras en el rostro, el brazo y diversas partes del cuerpo, indicó la Defensa Nacional. Además, en el sitio se localizó un arma con la anotación “Quemado”.

Para comprobar la identidad del cadáver de Medina Mejía se realizó un análisis fotográfico y de señas particulares.

En los hechos se logró el aseguramiento de ocho armas largas, un lanzacohetes y dos vehículos.

El boletín de la Sedena consigna que El Quemado se inició en Los Zetas en la venta y trasiego de droga hacia Estados Unidos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, de donde era originario.

Era reconocido por la extrema violencia con la que lideraba las plazas y es señalado por el Ejército como uno de los colaboradores más cercanos de Miguel Ángel Treviño Morales, El 40.

En 2010 fungió como jefe de plaza de Saltillo, Coahuila, y a partir de 2011 se desempeñó como encargado de las actividades delictivas de Los Zetas en Nuevo León y Nuevo Laredo, Tamaulipas, señala la Sedena.

También se le considera responsable de la ejecución del general retirado Manuel Farfán Carriola, director de Seguridad Pública de Nuevo Laredo. El crimen ocurrió el 2 de febrero de 2011.

Es señalado por la Sedena como autor intelectual de la agresión a las instalaciones del Casino Royale. Presuntamente le ordenó a Baltazar Saucedo Estrada, El Mataperros, realizar el ataque.

Los otros autores intelectuales de la matanza, que al igual que El Mataperros ya fueron detenidos, son: José Alberto Rodríguez Loera, El Voltaje, y Jorge Carlos Alberto Reyes, El Toruño. El Quemado era el único prófugo.