Ciudad de México, Excelsior.com. Varios han sido los estados que Joaquín Guzmán Loera ha elegido para vivir desde su fuga del penal de alta seguridad de Puente Grande, ubicado en Jalisco, en 2001.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA), “El Chapo” Guzmán cambia de residencia frecuentemente en los estados de Michoacán, Coahuila, Sonora, Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas, refiere la revista Newsweek en Español.

Añade que sin importar el costo, el narcotraficante ha logrado derrumbar planes de captura en su contra y estudiar de forma minuciosa, la creación y exportación de drogas sintéticas para convertirse en la asociación delictiva más poderosa.

Aliado con otros cárteles, “El Chapo” pretende lograr el “sueño” que no consolidaron narcotraficantes como Miguel Ángel Félix Gallardo, alias “El Capo de Capos” y Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”, el trasiego de drogas en el mundo.

Colombia y Perú han sido algunos de los países suramericanos que han detectado el aumento de narcos liderados por Guzmán Loera en su territorio, donde operan también “Los Rastrorrojos” y “Los Urabeños”.

El poder de expansión de “El Chapo” ha aumentado considerablemente, prueba de ello, es que recientemente, España logró desmantelar una célula delictiva que operaba en Madrid, dirigida por Jesús Gutiérrez Guzmán, presunto primo del líder del narco.

La revista agrega que en Guatemala, se han encontrado en más de tres ocasiones, documentos de Joaquín Guzmán Loera detectando comunicaciones estando al borde de su captura sin ser concluida.