México D.F. Cientos de policías hicieron redadas en varios mercados en México el fin de semana para combatir la lucrativa venta de animales salvajes y flores exóticas, logrando la captura de 15 traficantes, dijeron el lunes autoridades.

Con una rica flora y fauna, México es un punto importante de tráfico de animales.

Los mexicanos pueden conseguir en mercados iguanas, guacamayas y peces tropicales. Adicionalmente, los traficantes transportan especies en peligro de extinción a través del país hacia Estados Unidos.

En tres días de redadas, las autoridades confiscaron 4,725 plantas y animales salvajes -de 113 especies diferentes-, incluyendo 762 papagayos y otras aves, y 67 reptiles.

También localizaron más de una docena de mamíferos en peligro como jabalíes, venados de cola blanca y tres cachorros de puma, en una bodega en el sur del país.

"Es el primer operativo en la historia (...) que tiene una cubertura nacional", dijo el lunes el secretario del Medio Ambiente, Juan Elvira, en una rueda de prensa.

Los animales y plantas que se comercializan en el mercado negro se venden por una fracción de precio de lo que sería si fueran negocios legales, y más de 90% muere durante su traslado, según las autoridades.

La Interpol estima que el comercio ilegal de animales, o partes de estos, son usados para elaborar artículos de lujo, medicinas o supuestos remedios como afrodisíacos y tiene un valor de alrededor de US$20.000 millones anuales.

"Recuperamos 377 pericos (loros) en el estado de Oaxaca. Sabemos que estos animalitos en los mercados de la Ciudad de México se venden son entre 400 y 600 pesos (unos US$50)", dijo Hernando Guerrero, director de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Elvira destacó que los traficantes ofrecen a pobladores indígenas unas cuantas monedas a cambio de capturar a los animales en la jungla.

"Se abusa de esta población", dijo.

La mayoría de las especies se venden localmente, pero Estados Unidos también es uno de los mayores mercados de animales prohibidos, haciendo de México un corredor ideal para trasladar especies desde otros puntos de Latinoamérica.

Los capos de la droga mexicanos también son famosos por su afición a coleccionar animales como leones y tigres.

En junio, un hombre, quien traía ocultos en calcetas pegadas a su cuerpo 18 pequeños monos, fue arrestado en el aeropuerto de la Ciudad de México proveniente de Perú.