México D.F. Los asesinatos relacionados con el narcotráfico en México rebasan los 7.000 en lo que va del año, frente a los más de 9.000 que se registraron en todo el año 2009, dijo este viernes el procurador (fiscal) general, Arturo Chávez, en una muestra de la escalada de violencia.

En amplias zonas del país, y principalmente en la fronteriza Ciudad Juárez, la violencia está sin control pese al patrullaje de miles de militares y policías federales.

Chávez dijo que los asesinatos suman 24.826 desde que asumió el presidente Felipe Calderón, en diciembre de 2006, y lanzó una guerra frontal contra los cárteles de la droga, que se enfrentan contra las fuerzas de seguridad y entre sí por las lucrativas rutas hacia Estados Unidos, el principal mercado.

"El problema que nos aqueja (...) se gestó a través tal vez incluso de décadas. Yo creo que la solución también va a llevarse tiempo", dijo el procurador en una reunión con periodistas.

La estrategia del Gobierno ha sido cuestionada por los altos niveles de violencia que han ahuyentado inversiones y han cobrado la vida de civiles inocentes, incluso niños, en medio de enfrentamientos.

Este jueves, al menos tres personas murieron en Ciudad Juárez cuando un automóvil embistió a dos vehículos de la policía, al parecer en venganza por el arresto de un jefe de un cártel del narcotráfico.