Excelsior.com.mx El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dio a conocer que después de la riña que se suscitó ayer entre reclusos el penal de Apodaca, que dejó un saldo de 44 muertos, 30 reos lograron escapar.

Después de dar a conocer sus identidades, en conferencia de prensa, el mandatario expuso que 25 de ellos están procesados por delitos del fuero federal.

Dio a conocer que para hay elementos para presumir que los reos lograron evadirse con la complicidad y "traición" de algunos funcionarios del penal, quienes fueron separados de sus cargos y se encuentran bajo investigación.

Rodrigo Medina expuso que el gobierno que encabeza ofrece una recompensa de 10 millones de pesos (US$782 mil) a quien proporcione información que lleve a la recaptura de los 30 reos prófugos.

Giró instrucciones a las autoridades estatales responsables para realizar una intensa búsqueda de los reos fugados.

De manera adicional, subrayó que pidió el apoyo del gobierno federal para el reforzamiento de medidas internas en los centros penitenciarios del estado.

Anunció asimismo una mesa de asistencia humanitaria para los familiares de los internos que perdieron la vida durante el enfrentamiento de grupos rivales.

La mesa única de atención está instalada en el Servicio Médico Forense, y para cualquier duda o aclaración puso a disposición de los familiares el número telefónico 2020.4413.

Confirmó el gobernador que durante la riña no hubo detonaciones de armas de fuego.

Medina de la Cruz señaló que ha solicitado la transferencia de reos federales, los cuales representan 60% de población penitenciaria en Nuevo León.