México DF. Los cuerpos de al menos 26 personas fueron hallados en una fosa clandestina en una región del norte de México donde opera uno de los principales cárteles de las drogas, y autoridades creen que podrían encontrar más cadáveres, dijo el jueves un funcionario.

El hallazgo de los cuerpos en estado de descomposición muy avanzado en un fraccionamiento de la ciudad de Durango ocurre días después del descubrimiento de 145 cadáveres en el norteño estado de Tamaulipas, el peor en su tipo desde que comenzó la ofensiva antidrogas del gobierno en diciembre del 2006.

Policías y funcionarios seguían cavando este jueves en la fosa y esperaban encontrar más cuerpos, dijo un portavoz del Gobierno estatal.

Con este hallazgo, en las últimas dos semanas las autoridades han exhumado al menos 47 cuerpos en al menos dos fosas en la ciudad de Durango, capital del estado del mismo nombre, que fueron enterrados clandestinamente, según medios locales.

En Durango opera el poderoso cártel del Sinaloa que dirige Joaquín "el Chapo" Guzmán, el capo más buscado en México.

Con este hallazgo, en las últimas dos semanas las autoridades han exhumado al menos 47 cuerpos en al menos dos fosas en la ciudad de Durango, capital del estado del mismo nombre, que fueron enterrados clandestinamente, según medios locales.

Desde que el presidente Felipe Calderón lanzó operativos antidrogas días después de asumir en diciembre del 2006 han muerto por la violencia ligada al narcotráfico unas 37.000 personas.

Tras el hallazgo en Tamaulipas, en el mismo lugar donde el año pasado se encontraron los cadáveres de 72 inmigrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos, fiscales señalaron como responsables al violento cártel de los Zetas, que ha hecho del secuestro un lucrativo negocio.