México D.F. Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, está negociando con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) para ser extraditado a ese país y no ser juzgado en México.

La Barbie se ha comprometido con los estadounidenses a entregar información sobre sus operaciones y las de sus rivales en el tráfico de drogas, informaron funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Respecto a la forma en que Valdez fue detenido, la PGR señaló que “la forma o los motivos de la captura no importan; si se entregó, fue capturado en un operativo planeado o incidental, no es de interés jurídico, lo relevante es la puesta a disposición y lo que consta en la averiguación previa y los delitos que se le acrediten”.
Valdez Villarreal cumple un arraigo de 40 días y parte de los operativos que las autoridades han realizado se ordenaron luego de las declaraciones que ha entregado a la DEA y las autoridades mexicanas.

Según fuentes de La Jornada, “los procesos existentes en su contra en Estados Unidos serían la base para su extradición, en caso de que se decida cumplimentar la orden de detención provisional que existe. Si es deportado a Estados Unidos, nada de todo lo señalado importará”.