Guadalajara. Esta lunes, alrededor de las 9:00 horas (local), arribó al hospital privado Puerta de Hierro Rosa del Carmen Verduzco, “Mamá Rosa”, proveniente de Zamora, Michoacán.

La directora de la casa hogar “La Gran Familia” llegó en ambulancia y será sometida a un cateterismo para resolver problemas cardiacos.

La recibió el doctor Alberto García Otero, para practicarle estudios de hemodinamia.

En tanto, el DIF Jalisco hasta el domingo había entregado a sus padres a 20 menores de los 48 que recuperaron del albergue de “Mamá Rosa”.

El resto de los menores sin reintegrar a sus familias permanecen en el hogar Cabañas.

Una mujer que logró recuperar a su hijo advirtió que denunciará al DIF Zapopan porque una trabajadora social fue quien le recomendó llevar a su hijo al albergue de Zamora y ahora se lo regresan violentado.

Antecedentes. En una mediática y cuestionada operación, el Ejército y la Policía realizaron una redada el pasado martes 15 de julio en el recinto, ubicado en Zamora, estado de Michoacán, donde encontraron a 458 niños que vivían en medio de basura (se recuperaron 20 toneladas de desperdicios), comida descompuesta y plagas de ratas e insectos. En el lugar también había más de un centenar de adultos viviendo en las mismas condiciones.

Rosa del Carmen Verduzco fue entonces detenida e interrogada con respecto a las denuncias existentes en contra de “La Gran Familia”, organización que fundó hace 50 años, sobre privación ilegal de la libertad de los menores, golpizas, abusos sexuales y hambre. Las denuncias que gatillaron la operación fueron interpuestas por cinco padres que reclamaban que sus hijos estaban secuestrados por la casa dirigida por “Mamá Rosa”.

Seis trabajadores detenidos. Verduzco, quien permanece hospitalizada debido a una crisis nerviosa, es conocida a nivel internacional por su labor de ayuda a los niños abandonados. Tras su detención diversas personalidades del arte, la cultura, la política y el deporte de México y el mundo salieron en su defensa. Tras conocerse la decisión de dejarla libre, la custodia policial fue retirada del hospital donde se recupera “Mamá Rosa”, que sufre de diabetes y problemas cardíacos.

Sin embargo, seis de los nueve trabajadores del albergue fueron trasladados a la prisión federal del estado occidental de Nayarit acusados por diversos delitos, agregó el portavoz de la Procuraduría General de la República, entre los que se cuentan trata de personas, explotación infantil, extorsión y violación.

* Con información de Excelsior y DW.