Veracruz. El huracán Karl tocó tierra este viernes en la costa mexicana del Golfo de México, donde fueron evacuadas miles de personas ante la amenaza de fuertes lluvias, inundaciones y desprendimientos de tierra.

Karl, que redujo levemente la velocidad de sus vientos de 195 kilómetros por hora (kph) a 185 kph, tocó tierra a unos 15 kilómetros al norte de la ciudad de Veracruz a las 16:30 GMT como una tormenta de Categoría 3, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Autoridades convocaron a la población de Veracruz, un importante polo turístico y comercial, a alejarse de la costa y desplazarse a los albergues preparados para enfrentar la tormenta, que por segunda vez toca tierra mexicana.

"Se trata de un fenómeno sin precedentes en la historia de Veracruz, una cantidad también inimaginable de agua y con rachas de aire huracanados que lo hacen el ciclón más peligroso de toda la historia de estos fenómenos en Veracruz", dijo Fidel Herrera, gobernador de Veracruz, a Milenio TV.

Aunque el ciclón podría debilitarse una vez que alcanzó tierra, el gobierno mexicano alertó sobre las fuertes lluvias que Karl dejaría en 10 estados del centro y sur del país.

El techo de un popular hotel en el centro histórico de Veracruz se desprendió debido a los fuertes vientos.

"¡Que susto!, nunca he visto nada así", expresó Ester Garza, una madre de tres hijos que aprovechó el feriado largo en México por las celebraciones del bicentenario de la Independencia para vacacionar en Veracruz.

Karl provocaba también un fuerte oleaje y algunas inundaciones menores. La policía local cerró los principales caminos de acceso a la zona costera.

Pescadores sacaban sus embarcaciones del mar y las amarraban en sitios seguros, ante el aumento del oleaje.

"Tenemos que sacar estas lanchas, ya está pegando fuerte", dijo Mario Jiménez, de 48 años. "Hace cinco años también se inundó por aquí y encontramos lanchas en las calles a unas cuadras de aquí", agregó.

Franja costera evacuada. El gobierno federal alertó a la población de los estados de México, Hidalgo, Puebla, Tamaulipas, San Luis Potosí, Oaxaca, Guanajuato, Querétaro, Morelos y de la capital mexicana a estar en alerta, sobre todo a los que habitan en zonas montañosas o cerca de ríos.

Las evacuaciones se concentraban hasta ahora en la franja costera de Veracruz.

"Ya estamos haciendo un desalojo de todas las personas que se encuentran ahí", dijo Silvia Domínguez, directora estatal de Protección Civil, a W Radio. "Tenemos albergues ya con más de 1.000 personas", agregó.

La petrolera estatal Pemex evacuó plataformas que estaban sobre la trayectoria de la tormenta y suspendió la producción de 14 pozos, dijo la compañía en un comunicado.

El sector petrolero mexicano tuvo inconvenientes este jueves luego de que Karl atravesó la península de Yucatán en dirección a bahía de Campeche.

En el Golfo de México se concentra la mayor parte de la producción petrolera de México, de 2,55 millones de barriles de crudo por día. El gobierno federal dijo este viernes que la planta nuclear Laguna Verde suspendió operaciones.

México también cerró dos de sus tres puertos petroleros clave en el Golfo, Dos Bocas y Cayo Arcas, por la tormenta. Por estos dos puertos y por Coatzacoalcos el país embarca 97% del crudo que exporta, sobre todo a Estados Unidos.

A comienzos de la semana, Karl cruzó un área rural en la península de Yucatán como tormenta tropical, descargando fuertes lluvias y provocando algunas evacuaciones, pero eludió al popular balneario de Cancún.

Ahora, el peligro se cierne tanto en las zonas montañosas como en las bajas.

"Hay que tener mucho cuidado en las cuencas bajas en la región de Veracruz, sobre todo en arroyos de crecimiento muy rápido", dijo José Luis Luege, presidente de la Comisión Nacional del Agua (CNA), en una conferencia de prensa en la Ciudad de México.

"Que la gente no cruce los vados y que no se arriesgue a cruzar en camionetas, aunque sean pesadas", agregó.