Tegucigalpa. El gobierno de México invitó este viernes a los países de América Latina a integrar un frente común contra el secuestro y la extorsión de migrantes que son presas de grupos del crimen organizado en su travesía hacia Estados Unidos.

El llamado fue lanzado después de más de 30 días de registrada la matanza de 72 migrantes de centro y Sudamérica, entre ellos al menos 25 hondureños, quienes fueron asesinados en un rancho en Tamaulipas a manos del grupo terrorista Los Zetas.

"Las actividades de tráfico de personas, secuestro y extorsión de migrantes por parte de las redes de la delincuencia organizada transnacional nos demandan a todos los países de la región hacer un frente común", advirtió el secretario mexicano de Gobernación, Francisco Blake.

El representante mexicano se pronunció en dichos términos en la inauguración de una reunión regional en la que se analiza el tema y que reúne a funcionarios de países como Argentina, Belice, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Jamaica, Panamá, Perú y México.

El encuentro de un día busca analizar mecanismos coordinados de combate al crimen organizado en la región.Blake dijo que frente a la reducción de espacios que padecen por el embate de las autoridades, los grupos del crimen organizado han extendido sus actividades criminales a delitos como la trata y el tráfico ilícito de personas, además del secuestro y extorsión.

"El carácter transnacional de estos grupos exige que los confrontemos a través de una cooperación internacional fortalecida, sobre la base de un enfoque integral y aprovechando los mecanismos e instrumentos con que contamos en los ámbitos bilaterales, subregionales, regionales y hemisféricos", señaló.

Durante el encuentro, Honduras estuvo representada a través del canciller Mario Canahuati, quien viajó a preparar el proceso de repatriación el lunes del segundo grupo de compatriotas que murieron en la masacre de Tamaulipas.