México. A pesar de que en el país no se ha registrado ninguna persona muerta por la enfermedad del chikungunya, las autoridades sanitarias mexicanas pusieron en marcha un operativo para reforzar el combate contra el virus, también conocido como el "mal del dolor".

El virus, que apareció en México en julio de 2014, es transmitido por el mosquito aedes aegypti, y en general se manifiesta con intensos dolores en las articulaciones, hemorragias y fiebre altas, así como dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en México hasta el pasado 6 de febrero se reportaron 198 casos confirmados, pero el organismo no reporta la cifra de casos sospechosos.

El sureño estado de Chiapas es el que registra la mayor incidencia de este mal, con 146 casos confirmados de acuerdo con datos proporcionados el pasado 13 de febrero por el titular de la Secretaría (Ministerio) de Salud estatal, Francisco Javier Paniagua.

Paniagua señaló que la región del Soconusco, en específico de la ciudad de Tapachula, es la que mayor concentración de casos registra, por lo que es necesario lanzar acciones de refuerzo al combate que busca dar continuidad a las acciones para el control del mosquito, que es el mismo transmisor del chikungunya y del dengue.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región Istmo-Costa chiapaneca, Rafael Rojo, dijo el pasado 13 de febrero que la ausencia de empleados enfermos en las empresas y comercios en el último mes ha provocado una reducción de la productividad en el ramo.

Las autoridades sanitarias de Chiapas han aplicado acciones de control larvario a más de 1.248.000 viviendas, es decir, a más de una cuarta parte de la población de todo el estado.

Medidas aplicadas para el control del mal. El control de este mal en el país ha sido posible gracias a la participación de brigadistas para eliminar todas las fuentes de reproducción del mosquito transmisor del virus que causa el chikungunya, como son la contaminación de los depósitos de agua por desperdicios como botes y llantas usadas.

Otras medidas son la fumigación, la limpieza con desinfectantes y la eliminación de depósitos viejos de agua.

Esas son las acciones más importantes que las autoridades sanitarias del país recomiendan, en especial en hogares, oficinas y en todo lugar donde pueda haber espacio para acumular agua.

Empresarios reportan baja productividad y ausentismo. Sin embargo, la incidencia de casos sospechosos del virus del chikungunya en la región del Soconusco, en Chiapas, ha provocado ausentismo laboral y escolar, de acuerdo con informes de las autoridades educativas y de sectores productivos.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región Istmo-Costa chiapaneca, Rafael Rojo, dijo el pasado 13 de febrero que la ausencia de empleados enfermos en las empresas y comercios en el último mes ha provocado una reducción de la productividad en el ramo.

El llamado virus del dolor también redujo el rendimiento de los empleados por las secuelas que el padecimiento viral deja durante días, detalló.

"Comerciantes, empresarios, maestros, empleados, funcionarios públicos, todos se han visto afectados por el virus que baja la productividad, porque incapacita para las actividades por periodo de dos a tres días, y hay quienes están en cama hasta un mes", expresó el dirigente empresarial.

A su vez, el delegado de la Secretaría (Ministerio) de Educación Pública (SEP) en Chiapas, Rolando Flores, dijo que el sector educativo estatal registró un aumento del 12 por ciento de ausentismo escolar.

Ante este problema, más de 300 escuelas públicas pidieron que la SEP fumigue las aulas, indicó el funcionario.

Alerta en Chiapas por enfermos sospechosos. El virus del chikungunya ha puesto en alerta al sector salud, en donde se han registrado alrededor de 1.800 casos sospechosos del virus del dolor registrados en los cuatro principales hospitales del estado.

Al respecto, el director del hospital Roberto Flores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Manuel Salgado, declaró a periodistas que se han registrado 500 casos sospechosos de chikungunya en el último mes.

"Los casos febriles nos han saturado los servicios de urgencia en los que hemos detectado salmonelosis, faringoamigdalitis, fiebre por dengue y fiebre hemorrágica y por algunos casos de chikungunya vistos a nivel clínico", explicó.

En contra de esa alerta, el hospital de Alta Especialidad Ciudad Salud descartó registro alguno de atención de pacientes infectados con la enfermedad del chikungunya. Además no ha habido deceso alguno relacionado con dicho padecimiento. Sin embargo, se mantiene en vigilancia epidemiológica activa.

El director adjunto de ese hospital, Omar Gómez Cruz, afirmó la víspera que desde la aparición de la enfermedad del chikungunya, en este hospital no se ha detectado presencia de caso alguno, y mucho menos ninguna muerte por el virus.

La vigilancia epidemiológica se lleva a cabo en vinculación con los diversos turnos de atención del hospital, y autoridades de Salud, en Chiapas, han desplegado importantes acciones para prevenir y dar atención puntual a este tipo de casos.

Por ello, se mantiene un control estricto en el estado más afectado por ese mal, ya que se emiten todas y cada una de las alertas por las autoridades de salud, tanto federales como estatales, apoyando la estrategia de prevención, control y combate del chikungunya.