México D.F. Más de 30.000 personas han muerto debido a la violencia del narcotráfico en México desde finales de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón asumió el cargo y lanzó operativos con militares y policías para combatir a los cárteles.

A continuación, algunos hechos registrados la semana pasada en el marco de la guerra entre los cárteles de la droga en diferentes lugares de México:

La Mira. La Policía Federal arrestó a un supuesto lugarteniente del cártel de La Familia cerca de La Mira, un pueblo del occidental estado de Michoacán, sede de la organización delictiva. Francisco "Whiskers" López también está acusado de trabajar para los Zetas entre 2006 y 2008.

Mazatlan. Seis personas fueron asesinadas durante el ataque a un lavadero de coches en este balneario del Pacífico, ubicado en el estado de Sinaloa, donde opera el cártel del mismo nombre que dirige Joaquín "el Chapo" Guzmán, el capo narco más buscado.

Monterrey. El cuerpo de una mujer semidesnuda fue hallado colgando de un puente en la rica ciudad industrial de Monterrey, en el norte del país, informaron las autoridades. La mujer había sido liberada por hombres armados cuando era trasladada de un penal a un hospital para revisión.

Por otra parte, hombres armados arrojaron una granada contra una estación de policía en el municipio de Cadereyta, al este de Monterrey el domingo en la tarde, dañando vehículos. En la mañana, otra granada fue lanzada en otra estación de policía en Allende, 60 kilómetros al sur de Monterrey.

Caborca. La policía federal dijo el lunes que logró liberar a 50 trabajadores rurales en el pueblo de Caborca, en el norteño estado de Sonora, fronterizo con Estados Unidos.

Las víctimas dijeron que fueron obligados a trabajar como esclavos por supuestos narcotraficantes, según la policía.

Piedra Imán. Dos hombres, uno de ellos empleado del consulado de México en Chicago, fueron asesinados el sábado en una zona rural del occidental estado de Guerrero, sobre la costa Pacífico.

Los mismos sicarios fueron acusados de provocar un tiroteo en un pueblo durante una celebración de Año Nuevo que dejó cinco muertos.

Morelia. El cártel de La Familia, uno de cuyos líderes fue abatido por fuerzas de seguridad hace unas semanas, divulgó una carta en la que anuncia una supuesta tregua en sus actividades delictivas.