Un documento de la policía federal mexicana establece que en Ciudad de México, capital del país, operan siete cárteles y una célula pandillera de una organización centroamericana.

Las organizaciones que figuran con actividades como secuestro, extorsión y elaboración de drogas sintéticas, entre otros, figuran los cárteles de La Familia Michoacana, Sinaloa,Los Zetas, Juárez, Golfo y el Pacífico Sur, antes de los Beltrán Leyva. También figura la organización de Édgar Valdez Villarreal (que se encuentra preso), así como una célula de los Mara Salvatruchas.

Aunque autoridades del gobierno del Distrito Federal aseguran que la ciudad sólo es una zona de  narcomenudeo (tráfico menor), el informe detalla que la sede de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) es usada por el narcotráfico como centro de operaciones, de acuerdo a El Universal

El titular de la Procuraduría General de Justicia mexicana, al igual que otras autoridades, descartó la presencia del narcotráfico y que las actividades ilícitas sólo se desarrollan a baja escala, ya que no se le considera como delincuencia organizada, aseveró.