Ciudad de México. Al menos 13 personas murieron en México, incluyendo tres niños, luego que un helicóptero militar se precipitara a tierra la noche del viernes mientras su tripulación evaluaba los daños de un terremoto en el sur del país, dijeron autoridades este sábado.

En el lugar de los hechos, en la ciudad de Santiago Jamiltepec, en el estado Oaxaca, perdieron la vida 12 personas. Otra más falleció en un hospital cercano a causa de sus heridas y los médicos atienden a 15 lesionados más, dijo este sábado la Fiscalía General de Oaxaca en un comunicado.

La aeronave, que transportaba al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, y al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, perdió el control a punto de aterrizar y se estrelló sobre dos furgonetas que aguardaban en un descampado. Las autoridades no sufrieron daños.

La tarde del viernes, un terremoto de 7.2 de magnitud golpeó Oaxaca y se sintió hasta en la capital. A pesar que el movimiento telúrico generó escenas de pánico y dañó algunas estructuras, no dejaba hasta el momento pérdidas humanas, según autoridades.

En septiembre, dos poderosos sismos afectaron a más de 12 millones de personas en el país y dejaron 471 muertos.