Santiago. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó hoy que "la emergencia está llegando a su fin", en referencia a los numerosos incendios forestales que han arrasado miles de hectáreas de bosques y cultivos en Chile.

"Hoy ya no tenemos nuevos focos de incendios significativos", aseguró Bachelet, pero aclaró que "esto no significa que hay que bajar la guardia, porque aún estamos en la temporada de incendios que dura hasta abril".

Asimismo, la mandataria informó que los ministros que fueron enviados a las regiones arrasadas por las llamas, cuya intencionalidad investiga la Fiscalía, volverán a Santiago.

Además, anunció el nombramiento del viceministro de Obras Públicas, Sergio Galilea, como coordinador nacional de emergencias, quien será el encargado de gestionar la reconstrucción de las zonas damnificadas por los incendios.

"Él (Sergio Galilea) va a estar en terreno junto a la gente, escuchando las necesidades y agilizando los servicios públicos en los plazos acordados", aseguró la mandataria.

La jefa de Estado, también dijo que entre las tareas del coordinador nacional de emergencias estará la de "reponer las cadenas productivas del trabajo y velar por el bienestar de las comunidades afectadas".

Asimismo, Bachelet explicó que Galilea tendrá dedicación exclusiva en este cargo y le reiteró su confianza al asegurar que tendrá un puesto "de una enorme responsabilidad y estoy segura que lo hará bien".  

A su vez, la presidenta en su alocución desde Palacio de La Moneda, sede de la presidencia de Chile, afirmó que "tenemos que buscar soluciones nuevas" para poder avanzar y reconstruir el país.

La figura del coordinador nacional de emergencias es nueva y de mayor jerarquía que el "delegado para la reconstrucción", misión que se implementaba cuando ocurrían catástrofes como la actual.

De acuerdo con las cifras brindadas por la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), los siniestros han dejado 11 fallecidos, 6.370 damnificados y 1.603 casas destruidas.