El Cairo, Andina. Miles de egipcios volvieron a manifestarse este viernes en la plaza Tahrir de El Cairo y en Alejandría para reclamar al gobierno de transición que no dé marcha atrás en sus promesas de lograr más transparencia y democracia.

Los opositores reclamaron la comparecencia en los tribunales de los tres hombres de confianza del derrocado Hosni Mubarak: su ex jefe de gabinete, Zakahira Azmi, y los ex presidentes de las cámaras parlamentarias, Safwat al Sherif y Fathi Sorour.

Además, reclamaron la liberación de presos políticos, la disolución del partido de Mubarak y la destitución de los miembros del antiguo régimen de sus puestos en los medios de comunicación y las universidades.

Asimismo, denunciaron torturas a los detenidos y falta de tiempo suficiente para que los partidos políticos hagan campaña antes de las elecciones parlamentarias programadas para septiembre.

Aunque los Hermanos Musulmanes no manifestaron su apoyo explícito a las protestas, muchos de sus jóvenes seguidores las respaldaron, según informa un despacho de la agencia de noticias DPA.