México DF. El Ejército mexicano dijo este jueves que capturó a Carlos Oliva Castillo, uno de los líderes del sanguinario cártel de los "Zetas", sospechoso de haber ordenado un ataque a un casino en agosto donde fallecieron más de 50 personas.

Oliva Castillo, alias "la Rana", jefe del grupo criminal en los norteños estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, fue presentado en instalaciones militares tras ser capturado este miércoles en un operativo en la norteña ciudad de Saltillo.

El detenido habría ordenado a otros miembros de los Zetas rociar gasolina y prender fuego a un casino en la próspera ciudad norteña de Monterrey, en el peor ataque del narcotráfico contra civiles en años recientes.

Autoridades capturaron días después a varios presuntos integrantes de Los Zetas involucrados en el ataque al casino.

La Secretaría de la Defensa y la fiscalía general dijeron que Oliva Castillo es considerado uno de sus líderes de mayor jerarquía del cártel, sólo por debajo de Heriberto Lazcano alias "El Lazca" y Miguel Treviño "El 40".

Sin embargo, el presunto delincuente no aparece en la lista de los 37 más buscados o ya detenidos o muertos por las autoridades, ni tampoco en un anexo a esta lista agregado recientemente, por quienes las autoridades ofrecen jugosas recompensas.

La violencia relacionada con el combate a los cárteles del narcotráfico ha dejado más de 44.000 muertos en México desde finales del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una campaña frontal contra estas organizaciones criminales.

La mayoría ha muerto por enfrentamientos de sicarios entre sí o con fuerzas de seguridad, pero también han fallecido inocentes en fuego cruzado, incluso niños, o por ataques contra civiles como el del casino.

Oliva Castillo igualmente es considerado el hombre de confianza de Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, principal líder del grupo, informó Prensa Latina.

El detenido, de 37 años, inició su actividad delicitva, según Sadena, en el 2005, en Tamaulipas, bajo las órdenes de Jesús Enrique Rejón Aguilar, quien estaba a cargo del traslado de la droga que traficaba Los Zetas a Estados Unidos, cuando aún operaba de manera conjunta con el cártel del Golfo.

En el 2009 se desempeñó como responsable de la contabilidad de los recursos financieros obtenidos por las actividades ilícitas de Eulalio Juárez, en ese entonces encargado del estado de Nuevo León, por parte de los Zetas.

A principios del 2010, fue designado sucesor de Juárez Cifuentes, como responsable del estado de Nuevo León, hasta abril del 2011, fecha en que le delegó las actividades operativas a Francisco Medina Mejía, ya que este último es más violento y se requería para hacer frente a las acciones del cártel del Golfo en su empeño de ganar espacios en el estado de Nuevo León.

* Con información de Reuters y Sedena.