Santiago. Puede que la NASA, el jefe de Apple, el presidente Barack Obama y el Papa Benedicto XVI tengan poco en común, pero 33 desconocidos trabajadores atrapados en una pequeña y remota mina en el norte de Chile lograron unirlos en el apoyo y rezos para su rescate.

La atención mundial se volcó sobre ellos desde que a fines de agosto fueron contactados milagrosamente con vida a unos 700 metros de profundidad, donde un derrumbe los dejó bloqueados y han sobrevivido por más de dos meses a la espera de ser rescatados.

La evolución día a día de una inédita operación de perforación para llegar hasta los 32 chilenos y un boliviano, los detalles técnicos y los precarios videos desde el interior de la mina se han convertido en una suerte de "reality show", que todo el globo ha seguido con devoción.

Del anonimato se convirtieron en celebridades. El impacto de la tragedia rebasó las fronteras del país sudamericano y no se hicieron esperar la avalancha de medios internacionales y manifestaciones de apoyo de famosos a nivel global.

Las llamadas "palomas", envases que van por un pequeño ducto que ha servido de cordón umbilical con la profundidad, han transportado desde rosarios bendecidos por el máximo jerarca católico hasta camisetas autografiadas por futbolistas, como el histórico brasileño Pelé.

La respuesta de los mineros también fue particular: chistes de distintos tonos sobre su propia tragedia mostraron el optimismo de la treintena de hombres.

En tanto, el jefe de Apple, Steve Jobs, regaló una reciente versión del popular dispositivo musical iPod, que sólo disfrutarían al salir de la mina debido a restricciones del personal médico.

A la lista se sumaron artistas como el español Alejandro Sanz, los boricuas de Calle 13, el venezolano Ricardo Montaner y el chileno Beto Cuevas que manifestaron preocupación y apoyo a través de sus perfiles del servicio Twitter.

La inédita y complicada situación de aislamiento llevó al gobierno a buscar una variopinta asesoría que incluyó a la agencia estadounidense NASA, que buscó traspasar su experiencia en el aislamiento de personas en el espacio a las entrañas de la tierra.

Fama y fortuna. La inesperada fama también podría aportarles grandes dividendos y viajes internacionales una vez sean rescatados, momento cumbre que ya está cerca luego de que este sábado una perforadora logró terminar un ducto por el que van a ser evacuados.

En la espera del anhelado rescate, cheques de 10.000 dólares para cada una de las familias de los mineros fueron repartidos por el excéntrico multimillonario chileno Leonardo Farkas.

Pero además, la mayoría de ellos podrá recibir jugosas sumas de dinero si prosperan las demandas que han introducido sus familias para ser indemnizados por el incidente.

Mientras tanto, los protagonistas de la tragedia siguen recibiendo regalos y palabras de apoyo desde desconocidos hasta líderes mundiales, como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Adicionalmente, el presidente Sebastián Piñera ofreció llevarlos en noviembre a la inauguración de un corredor interoceánico junto a sus pares de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, y de Bolivia, Evo Morales.

Los clubes de fútbol Real Madrid y Manchester también prometieron llevarlos a presenciar juegos de sus conjuntos en Europa una vez que logren su libertad.

Además tienen una oferta para conocer las islas griegas.

Y no sólo los mineros se han convertido en celebridades tras el accidente. El ministro de Minería, Laurence Golborne, quien ha liderado desde el inicio la coordinación del rescate, pasó a ser el funcionario de mayor popularidad en el gobierno de Piñera.

También muchos apuestan a que la tensa aventura de los operarios no podrá evitar llegar a librerías y pantallas de cine, donde los roles de los trabajadores serían interpretados por galanes de moda en una épica trama de suspenso.