Copiapó. Los 33 mineros atrapados a más de 700 metros bajo tierra en la mina San José en una desértica zona de Chile, han mostrado gestos de solidaridad al discutir respecto de quién sale último de la mina, luego que este domingo se confirmara que entre martes y miércoles comenzará la etapa final del rescate.

“Quiero ilustrar lo que ellos están viviendo hoy con una conversación que sostuvimos ayer: los entrevisté para comentarles que teníamos que establecer un orden de ascenso y que ese orden se iba a determinar en concordancia con ellos en razones técnicas", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, antes de contar cómo lo tomaron los mineros atrapados.

"¿Y cuál fue la reacción de ellos?... 'Ministro, muy bien pero yo quiero ir último'. Después salió otro y dijo: 'no compadre yo había dicho que yo era el último'. '¡No, no si yo soy!', aparecía otro por allá", agregó Mañalich.

"Ellos mantienen un ánimo completamente admirable, de solidaridad y compañerismo", añadió.

Respecto al estado general de salud, la autoridad dijo que "se mantienen en muy buenas condiciones. Las personas que están ahí en el fondo de la mina no son pacientes, ellos son personas sanas que hasta el día del accidente estaban trabajando de forma normal".

"Son 33 personas maduras, completamente autovalentes, que han sido capaces de enfrentar una prueba nunca antes vista probablemente en la historia del ser humano", agregó.