Quito. Dos muertos por dengue confirmó la ministra de Salud, Carina Vance. El nuevo caso corresponde a un niño de cuatro meses fallecido en el Hospital Francisco de Ycaza, en Guayaquil.

De este caso se revisa la historia clínica para ver el tratamiento que recibió en otras unidades, una privada y en otra de la red de salud pública, explicó Vance.

En total, en el país se registran 2.200 casos de dengue clásico y 25 casos de dengue hemorrágico (que las autoridades llaman grave), según el último reporte.

Vance insistió en la necesidad de que la población colabore para evitar la propagación del dengue, por eso explicó que en los hogares y alrededores de las viviendas se debe limpiar para evitar posibles criadereros de mosquitos.

El mosquito se reproduce en agua limpia, en un florero, con que limpien diez minutos al día se lograría evitar los criaderos, aseveró.

Anticipó que próximamente se emitirá la declaratoria epidemiológica en las poblaciones costeras cuando los niveles de agua lluvia bajen y pueda existir repunte de casos diarreicos y dermatológicos.

"Tenemos abastecimiento de medicamentos e insumos, vamos a reforzar las brigadas médicas, sobre todo, en el ámbito de salud mental; tenemos que cuidar a la población que tenga presión grave, que ha perdido sus producción, viviendas o están albergados", detalló la autoridad de la cartera.

Además, Vance anunció que continuarán con las fumigaciones en las áreas que se requiere para combatir la malaria lectopirosis, leishmaniasis, mordeduras de serpientes.