Atenas. El ministro griego a cargo de las fuerzas policiales escapó ileso este jueves de la explosión de una bomba escondida en un paquete cerca de su oficina, pero murió uno de sus cercanos aliados, dijeron funcionarios.

No hubo adjudicaciones inmediatas del ataque ocurrido en el séptimo piso del ministerio y que causó graves daños a la oficina del ministro de Protección Civil, Mihalis Chrysohoidis.

"Perdí a un valioso y cercano colega", expresó Chrysohoidis, visiblemente afectado, en declaraciones a periodistas a las afueras del ministerio. El estaba en el edificio en el momento de la explosión a las 20.15 hora local

La víctima, George Vassilakis, adjunto del ministerio, era padre de dos niños.

Objeto sospechoso. "Fue un paquete sospechoso que explotó en las manos del asistente luego de que él aparentemente lo tomara y tratara de abrirlo", dijo a Reuters el portavoz de la policía Thanassis Kokkalakis.

"Escuchamos un fuerte sonido, había mucho humo y daño", agregó.

No hubo advertencias ni reportes de otros heridos.

Grecia ha sido remecida por una serie de ataques con bombas reivindicados por militantes de izquierda desde los peores disturbios vividos en décadas en el país en el 2008.

Anteriormente este año, Grecia arrestó a seis supuestos miembros del mayor grupo militante del país, Lucha Revolucionaria.

Cuando asumió el cargo en octubre del 2009, Chrysohoidis dijo que sofocaría a los militantes. En un paso previo por el cargo el 2002, desmanteló al grupo guerrillero 17 de noviembre que más muertes ha causado en Grecia.

Grecia también enfrenta una profunda crisis económica y el mes pasado obtuvo un paquete de rescate de 110.000 millones de euros (US$147.600 millones) otorgado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).