Berlín. El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, fue citado este sábado diciendo que hay "serios indicios" de preparación de ataques terroristas en Europa y Estados Unidos, pero no entregó más detalles al respecto.

De Maiziere, quien hasta ahora ha restado importancia a las preocupaciones de seguridad, le dijo al periódico Bild am Sonntag que estaba preocupado.

"Hay indicios que deben ser tomados en serio, de ataques en Europa y Estados Unidos", dijo De Maiziere al periódico. "Los hechos me han llevado a expresar públicamente mi preocupación por primera vez".

Durante la semana pasada, paquetes bomba fueron enviados desde Yemen a objetivos estadounidenses, y por miembros en Grecia a embajadas de Estados Unidos y de la Unión Europea, incluyendo la oficina de la canciller alemana Angela Merkel.

De Maiziere dijo que los paquetes bombas enviados de Yemen "son un serio intento de ataque".

En el último mes, Estados Unidos y Gran Bretaña aconsejaron precaución a quienes visitaran Alemania y Francia, y las fuentes de inteligencia hablaron de planes en contra de ciudades europeas, en las que se vinculaba a Al Qaeda y algunos miembros aliados, algunos de ellos, ciudadanos o residentes europeos.

Pero De Maiziere agregó que no ha visto signos inmediatos de amenaza, refiriendose a un peligro general abstracto.

Alemania se ha visto a sí misma como un potencial objetivo, ya que tiene 4.590 militares situados en Afganistán, el tercer contingente más grande de los 150.000 miembros de las fuerzas internacionales que luchan contra la insurgencia liderada por los talibanes.

Alemania se ha librado en gran medida de los ataques terroristas de extremistas islámicos, pese a que los líderes de los ataques del 11-S en Estados Unidos en 2001 fueron estudiantes con sede en Alemania.

De Maiziere dijo esta semana que Alemania quiere que la Unión Europea introduzca nuevas medidas de seguridad contra los ataques terroristas de flete aéreo, para ayudar a reforzar las reglas globales.