Jerusalén. Ningún Estado palestino será fundado en los próximos dos años, dijo el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, citando las dificultades de las negociaciones de paz mediadas por Estados Unidos y las divisiones entre los palestinos.

Lieberman parecía referirse a un llamado del "Cuarteto" de mediadores de paz en Oriente Medio -Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas- para que exista un acuerdo para 2012.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien lanzó las conversaciones indirectas con los palestinos en mayo, aceptó la demanda palestina de un Estado aunque insistió en que cualquier Estado carecerá de ciertos poderes y soberanía sobre toda la ocupada Cisjordania.

El gobierno apoyado por Estados Unidos del presidente palestino, Mahmoud Abbas, también enfrenta oposición de los islamistas de Hamas que desdeñan al Estado judío y controlan la Franja de Gaza.

"Soy una persona optimista, y no veo ninguna posibilidad de un Estado palestino emergiendo antes de 2012", dijo Lieberman, un elemento de extrema derecha en la conservadora coalición de Gobierno de Netanyahu, a la prensa tras reunirse con su par ruso, Sergei Lavrov.

"Uno puede soñar, e imaginar, pero la realidad en terreno es que seguimos a un largo trecho de lograr entendimientos y acuerdos sobre la creación de un Estado palestino para 2012", dijo Lieberman.

En la ciudad de Ramallah en Cisjordania, Abbas dijo que esperaba lograr un acuerdo de paz "lo antes posible", agregando que los palestinos harían "lo que puedan a fin de alcanzar la solución (de dos Estados) porque el tiempo no está de parte de nadie".

El primer ministro de Abbas, Salam Fayyad, ha dicho que los palestinos podrían declarar su Estado unilateralmente si el estancamiento diplomático continúa, pese a que Abbas ha desestimado esa posibilidad.

Lavrov defendió la política rusa de comprometerse abiertamente con Hamas, a diferencia de otros socios del Cuarteto.

"En todas nuestras conversaciones con Hamas, hemos intentado convencerlos de cambiar al camino político y apoyar la iniciativa de paz árabe", indicó Lavrov.