Oslo. El ministro de Justicia de Noruega, Knut Storberget, dijo que lamentaba los errores en la respuesta al ataque de Anders Behring Breivik que causó la muerte de 77 personas en julio, en la admisión más clara del Gobierno a la fecha de que algunas críticas a la policía eran justificadas.

"Todos nosotros, incluyéndome, debemos expresar nuestro arrepentimiento por los errores", dijo Storberget al diario Aftenposten, mientras 180 periodistas se preparaban para visitar la isla donde Breivik asesinó a tiros a 69 personas.

Ocho personas perdieron la vida horas antes del tiroteo cuando Breivik detonó una bomba en Oslo.

Las críticas más duras recayeron en la policía por tardar una hora en arrestar a Breivik el 22 de julio después de los primeros reportes del tiroteo en la isla de Utoeya, situada a unos 40 kilómetros al norte de Oslo.

Storberget asumió la responsabilidad por las "deficiencias" en la respuesta, incluyendo la información incorrecta que la policía proveyó a algunos familiares de las víctimas, pero dijo que no tenía planes de renunciar.

Periodistas tenían previsto cruzar en bote el lunes hacia la isla donde 500 jóvenes del gobernante Partido Laborista de Noruega asistían a un campamento de verano en el momento en que Breivik comenzó el ataque.

Investigadores noruegos creen que Breivik, que dice que atacó al Partido Laborista porque había permitido el ingreso de demasiados inmigrantes musulmanes al país, actuó solo.

Durante las más de 75 horas en que la policía interrogó a Breivik el hombre no expresó arrepentimiento alguno por sus acciones.

La policía en Oslo desea entrevistar a Alan Lake, que se cree es una figura clave de la Liga de Defensa Inglesa (ELD, por sus siglas en inglés), una entidad anti Islamismo, para determinar si fue la fuente ideológica que inspiró a Breivik a realizar el atentado, dijo a Reuters una fuente oficial.

"Alan Lake es una persona con la que obviamente nos gustaría hablar", dijo el fiscal de policía de Oslo Paal-Fredrik Hjort Kraby.

La Liga de Defensa Inglesa dijo en un correo electrónico a Reuters que Lake "no tiene absolutamente nada que ver con EDL". Lake no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios pero anteriormente negó ser un miembro importante de la organización.