Tokio. El ministro japonés de Defensa, Toshimi Kitazawa, y su par chino, Liang Guanglie, celebrarán un encuentro en Hanoi el lunes, según reportes de la agencia de prensa Kyodo, en el último signo de distensión en los tensos lazos entre las dos naciones.

Kitazawa y Liang tendrán conversaciones en el marco de un encuentro de ministros de Defensa en la capital vietnamita, dijo el domingo Kyodo, citando a fuentes familiarizadas con las relaciones bilaterales.

Será la primera reunión de nivel ministerial desde que China suspendió los intercambios de alto nivel con Japón en respuesta a la detención del capitán de un navío pesquero que colisionó con barcos de la Guardia Costera Japonesa frente a unas islas en disputa, informó la agencia.

China y Japón, las dos mayores economías asiáticas, han actuado para aliviar la tensión tras el estancamiento por las deshabitadas islas en el este de China, llamadas Diaoyu por China y Senkaku por Japón. El capitán detenido volvió a China tras su liberación.

El domingo, el último de cuatro empleados japoneses de una firma de construcción que habían sido arrestados bajo cargos de haber ingresado ilegalmente a una zona militar volvió a su país tras ser liberado.

El empleado de Fujita Sadamu Takahashi dijo durante una rueda de prensa que fue investigado en China porque grabó con una cámara la zona militar, aunque no fue su intención hacerlo.

Katsuya Okada, Secretario General del Partido Democrático, dijo a NHK que la postura china sobre la disputa de las islas había perjudicado su prestigio. "En el mediano a largo plazo, China sufrió un daño considerable", dijo. "Mostraron al mundo que tienen un sistema político diferente", indicó.

Pero Okada, ex ministro de Relaciones Exteriores, dijo también que era un error mirar la diplomacia en términos de "ganar-perder". "Deberíamos debatir de modo calmado y evitar estimular mutuamente las emociones públicas, aseveró.