Buenos Aires. Los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Veinte (G20), reunidos en la ciudad de Buenos Aires, realzaron hoy el valor del multilateralismo, en un contexto global en que ese enfoque enfrenta "presiones de distinto origen".

Los representantes de Exteriores del G20 sesionaron este lunes en la capital argentina, ocasión en la que se abordaron cuestiones vinculadas a la gobernanza global y acciones para un desarrollo justo y sustentable, temas propuestos por Argentina, que preside el mecanismo este año.

Las deliberaciones iniciaron por la mañana de este lunes en el Palacio San Martín, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, y se extendieron hasta la tarde, siempre a puertas cerradas.

Una vez finalizado el encuentro se realizó una conferencia de prensa a cargo de la "troika" del G20, integrada por el país que ejerce la Presidencia del foro, el que lo presidió el año anterior (Alemania) y el que lo presidirá el año siguiente (Japón).

La información sobre los principales avances conseguidos en la reunión estuvo a cago del canciller de Argentina, Jorge Faurie; el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas; y el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono.

"El multilateralismo y la gobernanza global, además del desarrollo justo y sostenible, son el centro de nuestras conversaciones. Muchos de los conflictos con los que tenemos que lidiar hoy en día muestran que el multilateralismo se ve expuesto a presiones desde muchos orígenes, y pensamos que todos los Estados deben jugar en un marco de reglas equitativas, conforme al derecho internacional", enfatizó Maas.

El funcionario alemán resaltó que "es importante que el G20 elabore respuestas fuertes y claras ante estos temas. Debe ser un foro que se manifieste en favor de condiciones de trabajo conjuntas, en cooperación, y confiables en el mundo".

Maas agregó que su país "está a favor del comercio equitativo y justo, condición fundamental para el desarrollo, y a favor de un sistema internacional basado en normas, lo que implica la eficacia del sistema de resolución de controversias de la Organización Mundial de Comercio, algo que estimamos especialmente importante. Lo que tenga que ver con voces que se pronuncian a favor del aislamiento y de cerrar el comercio es algo de gran preocupación, tal como reflejan nuestras conversaciones de hoy".

En igual sentido se expresó Faurie, quien dijo que la de Buenos Aires fue "una sesión de trabajo muy productiva y enriquecedora. Hemos pensado sobre cómo está funcionando el G20, qué hacer para que funcione mejor y sobre las principales preocupaciones de los miembros del grupo en torno al acontecer mundial".

"La presencia aquí de tantos cancilleres es una demostración del compromiso con el mecanismo. Todos hemos compartido que es mejor tener y mantener el multilateralismo, si bien tenemos que ponernos de acuerdo en tareas de reforma en donde es necesario o ser flexibles para adecuarnos a las nuevas realidades", expuso el jefe de la diplomacia argentina.

Tras aclarar que el encuentro no generará un documento final o declaración, como los que tienen las reuniones plenarias de los ministros de Finanzas y Economía, Faurie remarcó que el mundo "está frente a una nueva realidad, con desafíos tecnológicos, y tenemos que dar respuestas, porque tenemos un impacto enorme sobre el sistema de trabajo, las fuerzas laborales, las formas de producir y la necesidad de readaptarnos para esta tarea".

"Los organismos multilaterales tienen que responder, dar orientaciones que nos permitan decir que trabajamos para construir un consenso inclusivo", consideró.

Por su parte, el representante japonés señaló que hubo en Buenos Aires "discusiones muy fructíferas, conversaciones francas que han colaborado al tema de la cumbre de líderes de fines de este año, y que tienen que ver con construir consensos para un desarrollo justo y sostenible".

"A medida que la economía global se va recuperando de manera sostenida es importante seguir robusteciendo el crecimiento en todo el mundo, fomentando el libre comercio y la innovación. Tenemos que mantener conversaciones para lograr una comunidad internacional inclusiva y sostenible", indicó.

Además de Faurie, Maas y Taro, al encuentro asistió el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, quien en su intervención ante el plenario, dijo que "la historia ha aprobado que insistir en el multilateralismo, perfeccionar la gobernanza global y construir la comunidad de intereses corresponden a la tendencia de la era, y los intereses comunes de todos los países".

"Tenemos que crear las relaciones internacionales de nuevo tipo con la cooperación y beneficio mutuo como objetivos", sostuvo.

Estuvieron presentes también el secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson; el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan; y la búlgara Ekaterina Zaharieva, cuyo país ostenta la Presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE), entre otros.

La Cumbre de Líderes del G20, cuyos miembros en conjunto representan el 85 por ciento del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75 por ciento del comercio internacional, está prevista para celebrarse a fines de noviembre en Buenos Aires.