París. Un fotógrafo francés que cubría las manifestaciones de protesta en Túnez murió por las heridas que sufrió en la cabeza por una bomba de gas lacrimógeno disparada por un policía que se encontraba a corta distancia, dijo este domingo Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Lucas Mebrouk Dolega, de 32 años, trabajaba para la European Pressphoto Agency (EPA), cubriendo las protestas que llevaron al derrocamiento del presidente Zine al-Abidine Ben Ali el viernes.

Las cuatro semanas de protestas que estallaron por el paro, la pobreza y la supuesta corrupción gubernamental han causado varias decenas de muertos, pero Mebrouk Dolega es la primera víctima mortal entre la prensa extranjera, según RSF.

La organización de defensa de la prensa dijo que un agente situado cerca del fotógrafo disparó la bomba de gas lacrimógeno durante unos disturbios callejeros.