Chicago. La única hija del dictador soviético Josef Stalin, Svetlana Peters, quien denunció al comunismo pero luego afirmó que se había arrepentido de exiliarse en Estados Unidos, falleció en Wisconsin, dijeron este lunes autoridades.

El fiscal de instrucción del estado en el condado de Richland, Benjamin Southwick, dijo que la mujer murió el 22 de noviembre a los 85 años de cáncer de colon. Explicó que el juez de instrucción había confirmado el fallecimiento.

Svetlana Stalin se mudó a Wisconsin tras casarse con el arquitecto William Peters, un aprendiz de Frank Lloyd Wright, a comienzos de la década de 1970. La pareja tuvo una hija, Olga, y luego se divorció.

La hija de Stalin desertó en 1967, en la época de la Guerra Fría, mientras se encontraba en India y la CIA la ayudó a llegar a Estados Unidos.

En Rusia había dejado a dos hijos de anteriores matrimonios.

Su padre falleció en 1953, tras un brutal régimen de tres décadas y se le considera responsable de millones de muertes.