Bogotá. Trece guerrilleros de las FARC murieron este lunes en un ataque de militares colombianos en una zona selvática cerca a la frontera con Ecuador, en el más reciente golpe contra el grupo rebelde.

El Ejército Nacional informó que tropas especializadas en la lucha contra la guerrilla, con el apoyo de la Policía Nacional y La Fuerza Aérea bombardearon un campamento rebelde ubicado en zona rural del municipio de Ipiales, en el departamento de Nariño, a 700 metros de la línea fronteriza.

"El balance de la operación es de 13 guerrilleros de las FARC muertos y dos más capturados. Uno de los rebeldes capturados es un menor de edad de nacionalidad ecuatoriana", dijo a Reuters un oficial del Ejército.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es el mayor grupo rebelde del país y es considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

La organización insurgente, que dice luchar por imponer un sistema socialista en el país de 44 millones de habitantes con marcadas diferencias entre ricos y pobres, ha generado crisis y tensiones en las relaciones entre Colombia y Ecuador.

Los dos países avanzan aún lentamente en el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas que se mantienen actualmente a nivel de encargados de negocios.

Colombia y Ecuador comparten una frontera terrestre de 586 kilómetros, una gran parte en la selva amazónica, en la que es frecuente la presencia de guerrilleros y otros grupos armados vinculados con los cultivos de hoja de coca y la producción de cocaína.

El sur de Colombia, incluida el área fronteriza con Ecuador, es una de las regiones en donde aún las FARC y el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN) resisten una ofensiva militar que inició en 2002 el ex presidente Álvaro Uribe con el apoyo de Estados Unidos.

El presidente Juan Manuel Santos mantiene la ofensiva contra los rebeldes y condicionó el inicio de un diálogo de paz a que la guerrilla libere a las personas que mantienen secuestradas, suspenda los ataques y entregue las armas.