Ciudad de México, Andina. Trece presuntos sicarios murieron en un enfrentamiento con militares mexicanos ocurrido el miércoles en el municipio de Río Bravo, del nororiental estado de Tamaulipas, informó la Secretaría de la Defensa.

El tiroteo se produjo cuando militares observaron "un número indeterminado de personas armadas", que abrieron fuego contra los soldados en un intento de escape, señaló DPA.

"Los militares repelieron la agresión, falleciendo en el lugar de los hechos 13 atacantes, logrando además la detención de uno de ellos y el aseguramiento de siete vehículos, de los cuales uno es blindado; 25 armas largas, seis armas cortas, dos granadas de mano, 173 cargadores, 6,687 cartuchos de diferentes calibres, dos cascos kevlar y equipo diverso", indicaron las autoridades.

En Tamaulipas, un estado que limita con Estados Unidos, operan varios cárteles poderosos, entre ellos el Cártel del Golfo y sus rivales del grupo de Los Zetas.

Además, la Secretaría de la Defensa informó este viernes de la muerte de dos presuntos sicarios en otro enfrentamiento que se produjo también el miércoles, en el municipio de Sinaloa de Leyva, en el estado de Sinaloa (noroeste).

En ese lugar se confiscaron 24 armas largas, ocho armas cortas, dos dispositivos lanzagranadas, cartuchos, cargadores y once vehículos.