Islamabad. Las inundaciones causadas por una semana de intensas lluvias en el noroeste de Pakistán han dejado más de 800 muertos, mientras rescatistas trabajaban duro este domingo para acceder a áreas sumergidas y distribuir ayuda a decenas de miles de personas aisladas.

Un sistema climático occidental que ingresa desde Irán y Afganistán, combinado con fuertes lluvias por la temporada de monzones, provocó esta semana las peores inundaciones vistas en Pakistán y la provincia noroeste de Khyber-Pakhtunkhwa ha sido la más afectada.

Funcionarios dijeron que hasta el momento más de 800 personas han muerto en el desastre, pero la cifra podría ser mucho mayor. En Afganistán, decenas de personas perdieron la vida y miles tuvieron que ser rescatados por inundaciones en el noreste del país.

"El nivel de devastación es tan extenso, tan enorme, que es muy posible que en muchas zonas haya numerosos daños, hay muertes que aún no han sido reportadas", dijo la noche del sábado el portavoz del Ejército, el mayor general Athar Abbas.

Más de 30.000 soldados pakistaníes han rescatado más de 19.000 personas de las áreas anegadas, pero funcionarios admitieron que algunas aún podrían estar atrapadas y esperando en partes remotas como Kohistan, Nowshera, Dir y el valle de Swat.

"Virtualmente no queda un solo puente en Swat. Todos los puentes principales y los menores ya no están, fueron destruidos por completo", dijo Abbas sobre el famoso distrito turístico del valle, impactado por buena parte de las inundaciones.

Peligro de enfermedades. El domingo, un fotógrafo de Reuters en Nowshera vio dos cuerpos en el suelo y cadáveres de animales en varios lugares, mientras grupos de personas avanzaban en medio de áreas sumergidas e intentaban llegar hasta un sitio seco.

Agencias de ayuda señalaron que más de 500.000 personas han sido afectadas por las inundaciones repentinas y deslaves en el noroeste y que las mujeres y niños están bajo mayor peligro.

"Ahora en estas áreas existe el verdadero riesgo de la propagación de enfermedades causadas por la acumulación del agua, como diarrea, asma, alergias de la piel y quizás cólera", dijo en una declaración Shaharyar Bangash, director de programas de World Vision en Pakistán.

La embajada estadounidense en Islamabad dijo que proveería ayuda de inmediato, incluyendo dos unidades de filtración de agua y más de 50.000 comidas para las zonas afectadas. También entregó helicópteros el viernes que ayudaron a rescatar a 400 personas atrapadas en lugares anegados.

El departamento de meteorología pronosticó más lluvias para las próximas semanas.

En otras partes, ya se han producido inundaciones en áreas de la provincia central de Punjab, y el domingo equipos de emergencia apoyados por soldados rescataron a cientos de personas de aldeas sumergidas Taunsa, una ciudad situada unos 388 kilómetros al suroeste de Islamabad.

Funcionarios han señalado que podría haber anegamientos en la provincia sureña de Sindh entre el martes y el jueves, causando graves daños a propiedades y cultivos cerca de ríos y en zonas bajas.