El terremoto de magnitud 8,9 y un posterior tsunami de este viernes en Japón ha dejado al menos 44 muertos y muchas personas están desaparecidas, reportó la cadena pública NHK.

La Cruz Roja en Ginebra dijo que la pared de agua fue más alta que algunas islas del Océano Pacífico y se emitió una alerta de tsunami para toda la cuenca del Pacífico, excluyendo a Estados Unidos y Canadá, lo que llevó a Hawái a ordenar la evacuación de las áreas costeras.

"Estaba aterrorizado y todavía estoy asustado", dijo Hidekatsu Hata, de 36 años y gerente de un restaurante chino en la zona de Akasaka.
"Nunca he experimentado antes un terremoto tan grande", agregó.

Un hotel colapsó en la ciudad de Sendai y se teme que haya personas enterradas en los escombros.
El terremoto de 8,9 grados de magnitud causó muchos heridos, incendios y un muro de agua a lo largo de la costa, lo que disparó las alertas que permitieron que la gente se aleje de la zona.