Pekín. Trabajadores luchaban el sábado para reparar un dique en el sur de China, donde persistentes lluvias y devastadoras inundaciones han causado la muerte hasta el momento de 379 personas, dijeron agencias del gobierno y la prensa estatal.

Excavadoras removieron tierra y piedras para reparar grietas en los diques que contienen al río Fu, en la provincia de Jiangxi, que forzó la evacuación de 100.000 personas de sus hogares a inicios de esta semana.

Podría haber más precipitaciones, después de que una inundación rebalsó el río Xiang en la provincia de Hunan, mientras se abría curso hasta el río Yangtze.

"En algunas aldeas y condados junto al río Xiang, casas y tierras de cultivo fueron inundados", dijo a Reuters Jiang Yongpeng, funcionario de la junta de protección medioambiental de Hunan.

Las aguas del Yangtze y de otros ríos del sur de China normalmente se mantienen con alto caudal durante el verano, debido a una combinación de derretimiento de nieve en el Tíbet y a las lluvias torrenciales que afectan la zona.

La prensa estatal está comparando la situación de este año con las lluvias del verano boreal de 1998, que dañó algunos de los principales diques a lo largo del río Yangtze, inundó grandes ciudades, causó la muerte de 3.700 personas y dejó a cerca de 15 millones de personas temporalmente sin hogar.

Hasta el momento, las inundaciones de este año han causado pérdidas económicas directas de 82.400 millones de yuanes (US$12.130 millones), dijo la agencia de noticias Xinhua, citando oficinas de emergencia locales.