Brasilia. Uno de los principales narcotraficantes de Brasil, Luiz Fernando da Costa, alias "Fernandinho Beira-Mar", planeó secuestrar a uno de los hijos del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Luiz Claudio, para canjearlo por su libertad y la de otros presos.

Según datos de la investigación llevada a cabo por la Policía Federal y revelada por el diario "Folha de Sao Paulo", el líder narco discutió los detalles de su plan entre diciembre de 2007 y agosto de 2008.

Luiz Fernando da Costa, alias "Fernandinho Beira-Mar", habló con sus cómplices telefónicamente desde la cárcel de máxima seguridad de la ciudad de Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso do Su.

El hombre fue denunciado por otro preso: el narco colombiano Juan Carlos Abadía, quien fue extraditado a EE.UU. en 2008, indicó Ámbito.

De acuerdo a la investigación de la Policía Federal, el propio Abadía estaba dispuesto a ayudar a "Fernandinho Beira-Mar", colaborando con parte de los US$500.000 que costaría realizar el secuestro.

El narco colombiano -que superó con éxito una prueba en el detector de mentira- dijo que su compañero brasileño tenía unas 200 fotos con las rutinas diarias de Luis Claudio Lula da Silva.

El plan logró ser frustrado por la Policía Federal que infiltró a un agente entre los cómplices del narcotraficante brasileño, y si bien no se concretó, "Fernandinho Beira-Mar" será juzgado por haber planificado el delito.