México D.F. Estados Unidos ha detectado que los carteles mexicanos de narcotráfico están operando en ese país y en las actividades se incluye el reclutamiento de jóvenes estadounidenses.

Tras detectar en San Diego, California, un inmueble rentado por el cártel de los Arellano Félix, que funcionó como oficina principal de operaciones de una red mayor, la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA) indaga otros lugares sospechosos de operar como sucursales de las redes de narcotráfico mexicano.

El Universal informa que las organizaciones criminales rentan oficinas y departamentos en el país del Norte que funcionan bajo un modelo de franquicias.

Desde allí se coordinan el tráfico de drogas, secuestros y extorsiones en México y EE.UU., y el reclutamiento de adolescentes.

Los cárteles del narcotráfico de México han rentado oficinas y departamentos en Estados Unidos bajo un esquema de franquicias, con el propósito de coordinar operaciones de tráfico de estupefacientes, secuestros y extorsiones en territorio de ambos países, además de reclutar a adolescentes estadounidenses como sus nuevos cuadros y así pasar inadvertidos.

La mayor parte de las oficinas se encuentran en San Diego, Los Ángeles, Atlanta, Phoenix, Houston, Nueva York, Seattle, Dallas, Tucson, Chicago, Florida y Nueva Jersey.

Según los reportes, los carteles mexicanos envían lugartenientes a vivir a ciudades estratégicas para coordinar las operaciones.