Washington. Expertos de la NASA indicaron que es justamente la topografía irregular en la zona costera de Japón la que explicaría la fuerza con que golpearon las olas a la nación asiática.

Para los especialistas, el epicentro de este terremoto se encuentra a 130 kilómetros al este de la ciudad de Sendai y a 373 kilómetros al noreste de Tokio. Es en esa zona donde se encuentran fallas de empuje en o cerca del límite de la zona de subducción entre las placas del Pacífico y la de Norteamérica.

"En la latitud de este terremoto, la placa del Pacífico se mueve hacia el oeste respecto a la placa de América del Norte a una velocidad de 83 milímetros por año. La placa del Pacífico fue empujada por debajo de la fosa de Japón y de la placa de Eurasia", señala el reporte entregado por el diario El Universal.

"La ubicación, la profundidad y el mecanismo focal del terremoto del 11 de marzo corresponden con los estudios que indican que estos fenómenos se originan por la subducción de placas -proceso de hundimiento de una placa litosférica bajo otra-", publicó la NASA.

Un mapa realizado por la Misión del Transporte de Radar Topográfico (Shuttle Radar Topography Mission, SRTM) muestra la localización de los temblores con líneas punteadas y las réplicas con líneas sólidas. El tamaño del círculo representa la magnitud del movimiento telúrico.

Indica que las elevaciones de tierra y los hundimientos oceánicos, éstos últimos se identificaron gracias al Centro de Datos Oceanográficos Británico (British Oceanographic Data Center's Global Bathmetric Chart of the Oceans, GEBCO), explican por qué hubo tal impacto con el mar.

De hecho el servicio Geológico de Estados Unidos, indica que el terremoto ocurrió a una profundidad de 24.4 kilómetros del fondo marino.

La zona donde se registró el epicentro justamente forma una media luna y además se constata la baja altura del terreno lo que explica porque el mar ingreso con tal fuerza.

La NASA publicó una topografía de la ciudad de Sandai que está al centro de la imagen y se encuentra a lo largo de la planicie costera entre las montañas Ohu y el océano Pacífico.

La parte oriental de la ciudad es una zona de llanuras bajas, mientras que el centro de la ciudad es montañosa con elevaciones de apenas 43 metros.