Cabo Cañaveral, EE.UU. La NASA confirmó este jueves que un gran trozo del transbordador espacial Columbia, que estalló en 2003, fue hallado en un lago de Texas afectado por la sequía.

El componente de la nave espacial de funesto destino es uno de sus 18 tanques de gas, dijo la agencia espacial estadounidense.

El Columbia se desintegró mientras intentaba atravesar la atmósfera para aterrizar en Florida el 1 de febrero de 2003. Daños no detectados en su escudo térmico causaron que estallara sobre el este de Texas y Luisiana, causando la muerte a su tripulación de siete miembros.

El Departamento de Policía de Nacogdoches en Texas llamó a la NASA a fines de la semana pasada para pedir ayuda para identificar un tanque de metal esférico de 1,2 metros de diámetro hallado en el recientemente expuesto fondo del Lago Nacogdoches.

El nivel del agua del lago ha caído alrededor de 3,3 metros debido a una sequía récord.

La policía envió imágenes e ingenieros de la NASA determinaron que era parte de Columbia, dijo la portavoz del Centro Espacial Kennedy, Lisa Malone.

Los planes para recuperar el tanque de combustible están en curso. Cuando sea recobrado, se unirá a alrededor de otros 84.000 trozos de escombros, aproximadamente 40% del transbordador, recuperados luego del accidente.

Los restos están guardados en el Kennedy's Vehicle Assembly Building y están disponibles para investigadores.

La NASA puso fin a su programa de transbordadores espaciales de 30 años el mes pasado.