JERUSALEN. Un acuerdo de paz con los palestinos requerirá un enfoque nuevo y más creativo sobre los temas que han impedido resolver los inconvenientes en pasadas negociaciones, dijo este domingo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Netanyahu, quien regresó desde Washington tras la primera sesión de las negociaciones con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, no sugirió nuevas alternativas en sus comentarios a su gabinete.

En la reunión que sostuvieron esta semana, Netanyahu y Abbas dijeron que intentarían acordar el marco de un acuerdo de paz dentro de un año.

Las conversaciones de paz respaldadas por Estados Unidos, lanzadas este jueves en medio un escepticismo público en Israel y los territorios palestinos, afrontan su primer obstáculo con el término de la moratoria parcial israelí sobre las construcciones en los asentamientos judíos de Cisjordania.

La moratoria expira el 26 de septiembre.

Netanyahu no ha dado señales de que extenderá el congelamiento y Abbas ha amenazado con renunciar a las negociaciones si las construcciones se reanudan.

Los palestinos ven los asentamientos en la tierra ocupada por Israel tras la guerra de 1967 como un obstáculo para la creación de su Estado.

Para que las charlas tengan éxito, "tendremos que aprender las lecciones de 17 años de experiencia en negociaciones y pensar creativamente: lo que se llama 'fuera de la caja'", declaró Netanyahu a periodistas en una sesión con su gabinete, en referencia al proceso de paz que comenzó con los acuerdos interinos de Oslo en 1993.

"Para alcanzar soluciones prácticas, tendremos que pensar en nuevas soluciones a problemas antiguos. Creo que esto es posible", señaló.

DEFINICION FRONTERAS Y SEGURIDAD

En una entrevista con la televisión palestina, Abbas dijo que las charlas se centrarán primero en las fronteras y la seguridad, temas que incluyen el futuro de los asentamientos y las demandas israelíes de garantías respecto a que el nuevo Estado palestino no representará una amenaza militar a Israel.

"Si existen progresos en estos dos temas, pienso que las negociaciones continuarán, y si no hay avances e Israel insiste en detener la moratoria, creo que la situación será muy difícil", declaró Abbas.

Abbas y Netanyahu se reunirán en Egipto el 14 y 15 de septiembre para la segunda ronda de negociaciones formales, que contarán con la presencia de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

El Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio dijo que el encuentro se llevará a cabo en la localidad turística de Sharm el-Sheikh, junto al Mar Rojo.

La promesa de Netanyahu en Washington de buscar un "compromiso histórico" ha provocado especulaciones en Israel de que el líder de derecha pueda mostrar una mayor flexibilidad en cuanto a la demanda de tierras de los palestinos, uno de los temas centrales del conflicto de décadas.

Entre los temas esenciales se encuentran el futuro de los asentamientos judíos, el destino de Jerusalén y los refugiados palestinos, además de la definición de fronteras.