Jerusalén. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó este domingo un plan estadounidense a su gabinete que extendería la moratoria sobre la actividad de los asentamientos de Cisjordania por 90 días a cambio de incentivos diplomáticos y de seguridad.

Washington quiere que Israel renueve una moratoria sobre la construcción en asentamientos que permita la reanudación de las negociaciones con los palestinos, quienes abandonaron las charlas en septiembre, cuando el Estado judío se negó a extender un congelamiento de 10 meses sobre las colonias.

Bajo la propuesta de Estados Unidos, si Israel extiende la moratoria Washington promete no buscar más extensiones y vetar cualquier intento en Naciones Unidas (ONU) por forzar un acuerdo de paz unilateral. La ayuda en seguridad de Estados Unidos a Israel también sería mejorada.

"Insistiré en que cualquier propuesta de las necesidades de seguridad de Israel será encarada, tanto en lo inmediato como en relación a las amenazas que enfrentamos en la próxima década", aseveró Netanyahu en comentarios públicos antes de su reunión semanal de gabinete.

El primer ministro ha dicho previamente que cualquier moratoria en los asentamientos no se aplicará a las áreas alrededor de Jerusalén del Este, que Israel capturó durante una guerra en 1967 y que los palestinos quieren como capital de un futuro Estado.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dio a conocer el plan a Netanyahu en una reunión en Estados Unidos esta semana, sostuvo una fuente diplomática.

Un portavoz del presidente palestino, Mahmoud Abbas, afirmó que no hubo ningún anuncio oficial respecto a una nueva moratoria israelí sobre la construcción de viviendas en la ocupada Cisjordania.

"Sólo de dará a conocer un compromiso oficial palestino después que el presidente Abbas sea informado oficialmente por el gobierno estadounidense sobre que está pasando entre ellos y los israelíes", indicó a Reuters Nabil Abu Rdainah.

De acuerdo al plan estadounidense, Israel declararía tres meses más de suspensión en las construcciones en Cisjordania, territorio capturado en la guerra de 1967 y donde los palestinos buscan fundar un Estado.

Cualquier construcción desde que finalizó la moratoria original a fines de septiembre sería congelada, agregó la fuente diplomática.