Londres. La nieve de hoy provocó de nuevo una parálisis en gran parte de Reino Unido, arruinando un fin de semana tradicionalmente dinámico en el que los británicos realizan sus compras y viajan antes de Navidad.

Buena parte del oeste de Gran Bretaña y el norte de Irlanda y Escocia sufrieron tormentas de nieve, mientras el sur de Inglaterra también quedó cubierto de blanco, interrumpiendo servicios de trenes y el tráfico por carretera en una situación descrita por el secretario de Transporte como una condición "extraordinaria".

La oficina meteorológica emitió una advertencia de clima severo para Londres y el sureste de Inglaterra y se espera que caigan hasta 20 centímetros de nieve.
Las pistas de los dos aeropuertos más ajetreados del país, Heathrow y Gatwick en Londres, fueron cerradas para permitir despejarlas de la nieve.

La aerolínea British Airways canceló sus vuelos de Heathrow y todos los vuelos domésticos y europeos desde Gatwick. Cerca de 200 de los 500 vuelos programados se habían cancelado al mediodía. Esta es la segunda vez este mes que las fuertes nevazones obligan el cierre de las pistas de los terminales aéreos.

La mayor aerolínea de Alemania, Lufthansa, anunció hoy la cancelación de todos sus vuelos domésticos y europeos desde y hacia el aeropuerto de Fráncfort debido a "al empeoramiento esperado de las condiciones climáticas". Señaló que los vuelos de larga distancia no se habían visto afectados.

Las condiciones de helada también alteraron los viajes por trenes y caminos, y los medios reportaron que cientos de automovilistas estaban varados por la noche en sus autos en el noroeste, con información de muchos accidentes.

"Haremos lo que podamos para mantener en funcionamiento la red de transporte, pero creo que es claro (...) que éstas son realmente condiciones climáticas muy extraordinarias, y esperamos más nevadas fuertes durante el curso del día, en particular en el sur de Inglaterra", dijo Hammond a BBC radio.

Es el tercer invierno seguido en el que Gran Bretaña queda bajo la nieve y se ve afectada por bajas temperaturas récord.

Hammond dijo que había pedido al principal asesor científico del país que evalúe sin la situación si representa un "cambio radical" de los patrones del clima por el cambio climático y si el gobierno debe gastar más dinero en preparaciones para el invierno boreal.

Algunas de las áreas más afectadas incluyeron a Merseyside con entre 12 y 18 centímetros de nieve, y el suroeste de Inglaterra y Gales con entre 5 y 10 centímetros, dijo la Oficina Meteorológica en su página web.

La nieve cubrirá partes del sureste de Inglaterra y el sur de Midlands durante el sábado, con temperaturas de menos 14 grados centígrados más tarde en el oeste de Escocia.